Autor/a: Pilar Martínez

Mercado de San Miguel

Acerca de las imágenes
Imágenes del antiguo aspecto del Mercado contrapuesto con el actual y del frontispicio en hierro forjado del Mercado.

 

El Mercado de San Miguel es un ejemplo de las monumentales obras de hierro y cristal que se popularizaron en todo el mundo desde mediados del siglo XIX. Situado junto a la emblemática Plaza Mayor madrileña, inicialmente fue un mercado al aire libre, dedicado a la venta de pescado.
Las obras de conversión en mercado cubierto, dirigidas por el arquitecto Alfonso Dubé y Díez, comenzaron en 1913 y se concluyeron tres años después, en 1916. Se utilizaron las técnicas más avanzadas de la época para asegurar la solidez de la estructura y también la salubridad y el aislamiento del interior: vigas de hierro fundido como soporte y viguetas del mismo material para armar la cubierta, que asimismo contaba con persianas para asegurar la circulación constante del aire, tabiques para separar los puestos, tarima con espacios de ventilación, y una planta subterránea destinada a almacén.
La segunda gran transformación del mercado llegó con el siglo XXI. Declarado Bien de Interés Cultural en diciembre de 2000 y tras seis años de obras, el nuevo Mercado de San Miguel reabrió sus puertas al público en 2009 convertido en un mercado de vanguardia, lleno de usuarios y turistas ávidos no solo de compartir la miríada de productos ofertados, sino de contemplar un espacio histórico escuchando ecos de los puestos del pasado en una obra de arte lista para recorrer con paso firme este nuevo siglo.

 

google+

linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com